EL IMPACTO DEL RECONOCIMIENTO DE UNA MARCA COMO NOTORIAMENTE CONOCIDA

El reconocimiento de una marca como notoriamente conocida tiene gran valor para el titular de una marca porque se podría equiparar a un “tesoro ambicionado”.

La consolidación de una marca demanda considerable esfuerzo a su titular. Para lograr el prestigio deseado de su marca deberá esmerarse en brindar la mejor y mayor calidad de los productos y/o servicios que ofrece al consumidor, utilizando mecanismos estratégicos en la publicidad para conquistar al consumidor y usuario al cual aspira llegar para así lograr aceptación, reconocimiento y fidelización de su marca.

La obtención del reconocimiento de la marca no es automática sino que está sujeta a quien invoque tal condición en un procedimiento contencioso proporcionando los medios probatorios que demuestren que ostenta tal calidad. En el Artículo 228 de la Decisión 486 se citan de manera enunciativa los factores que deberá tener en cuenta la entidad administrativa. Existe además el precedente de observancia obligatoria: la Resolución 2951-2009/TPI-INDECOPI del 9 de noviembre del 2009.

En resoluciones emitidas por el INDECOPI sobresale que el reconocimiento de una marca como notoriamente conocida “es la base jurídica para otorgar a un signo distintivo (marca de productos o de servicios) una protección especial dentro del sistema de marcas; protección que trasciende el principio de inscripción registral, territorialidad e incluso puede trascender el principio de especialidad”,  como es el caso de la Resolución No. 2830-2015/CSD-INDECOPI, emitida el 7 de octubre del 2015, en el procedimiento de solicitud de registro de la marca Toto baby para distinguir “prendas de vestir en general para bebés y niños” en clase 25 presentada por Edith Mayela Cervantes López, contra la que se opuso Nalsani S.A. en base a sus marcas totto totto  y   TOTTO  (en letras caracteristicas) ambas en clase 25 y TOTTO marca denominativa en clase 18 que ya había obtenido notoriedad en Colombia. La Superintendencia de Industria y Comercio de la República de Colombia declaró fundada la oposición y además reconoció la notoriedad de la marca TOTTO para distinguir “maletines” de la clase 18 de la Clasificación Internacional.

Nalsani S.A., nuestra representada, sustentó la notoriedad de su marca presentando abundante material probatorio: Resoluciones No. 12630 y No. 12481 emitidas por la Superintendencia de Industria y Comercio de la República de Colombia que reconoce la calidad de marca notoria de la marca TOTTO en base a, entre otras cosas, los resultados obtenidos en estudios de mercadeo, ventas, franquicias, artículos periodísticos, certificados de existencia y certificados de registro.